a Oficina de Aire y Marina del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de E.U.A.(CBP A&M) alcanzó varios hitos en el verano del 2009 durante la ejecución de la Operación “Empire Shield”, un esfuerzo de varias agencias creado para probar la vigilancia de seguridad con aeronaves sin tripulación por la

LOS SISTEMAS DE AERONAVES SIN TRIPULACIÓN extienden su alcance

Volumen 3, No. 1 2010
Los Sistemas de Aeronaves sin Tripulación ayudan a las agencias  gubernamentales como el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de  Defensa en misiones de seguridad, vigilancia y ayuda en caso de  desastres.

Los Sistemas de Aeronaves sin Tripulación ayudan a las agencias gubernamentales como el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Defensa en misiones de seguridad, vigilancia y ayuda en caso de desastres.

a Oficina de Aire y Marina del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de E.U.A.(CBP A&M) alcanzó varios hitos en el verano del 2009 durante la ejecución de la Operación “Empire Shield”, un esfuerzo de varias agencias creado para probar la vigilancia de seguridad con aeronaves sin tripulación por la región de los Grandes Lagos.

Después de volar durante más de 20 horas consecutivas, un Sistema de Aeronave sin Tripulación “Predator B” (Unmanned Aircraft System o UAS) completó el vuelo de más larga duración para este tipo de aeronave, ofreciendo una capacidad de vigilancia única y constante para asegurar el territorio nacional de E.U.A. Durante esta misión de resistencia, el control fue rotando entre los centros de operaciones de UAS en Nueva York, Dakota del Norte y Arizona. También se probó tecnología de detección remota con la cooperación de agencias del orden público de Canadá y E.U.A.

La operación también demostró la capacidad del programa UAS de volar tres aeronaves sin tripulación simultáneamente en el espacio aéreo nacional vía satélite. Las aeronaves fueron lanzadas desde Dakota del Norte y Arizona, al igual que desde un centro temporal de UAS en el Campo de Aviación del Ejército de Wheeler-Sack en Fort Drum, Nueva York, y fueron controladas remotamente por un equipo que operaba desde el Centro de Operaciones de Aire y Marina en Riverside, California. Las tres aeronaves llevaron a cabo misiones del orden público, incluyendo enviar video en tiempo real a miembros selectos de las agencias del orden público, seguridad nacional y el Congreso de E.U.A.

Un agente trabaja en una estación de control móvil en Fort Drum, Nueva  York, desde donde se controlan aviones teledirigidos Predator B.

Un agente trabaja en una estación de control móvil en Fort Drum, Nueva York, desde donde se controlan aviones teledirigidos Predator B.

“El despliegue fue excepcional”, dijo Michael Kostelnik, el comisionado auxiliar del CBP para la Oficina de Aire y Marina. “Se alcanzaron los objetivos operacionales, y se establecieron y expandieron las relaciones bilaterales y entre agencias”.

La operación fue diseñada para demostrar las operaciones de las aeronaves sin tripulación y evaluar los conceptos de coordinación de las agencias del orden público sobre los entornos tanto terrestres como marítimos a lo largo del lado estadounidense del Lago Ontario y el Canal de San Lorenzo, y en la frontera terrestre de Nueva York y Ontario. La información recopilada se utilizará para planificar las futuras expansiones del programa UAS.

Las casi 100 horas de operaciones de vuelo del Sistema de Aeronaves sin Tripulación del CBP en el noreste son sólo un componente de un esfuerzo integrado de las agencias del orden público para fortificar la región. El despliegue de UAS sirvió como oportunidad para que otros socios de las agencias del orden público participaran y pulieran los conceptos de operaciones al trabajar con aeronaves avanzadas como el Predator B.

Sistema de Aeronave sin Tripulación MQ-9 Predator B

Chris Gummo (centro) y Daniel Long, mecánicos de General Atomics, conectan 0 cables de electricidad a un Predator B en Fort Drum, Nueva York.

Chris Gummo (centro) y Daniel Long, mecánicos de General Atomics, conectan 0 cables de electricidad a un Predator B en Fort Drum, Nueva York.

EL DESPLIEGUE DE UAS SIRVIÓ COMO UNA OPORTUNIDAD PARA QUE OTROS SOCIOS DE LAS AGENCIAS DEL ORDEN PÚBLICO PARTICIPARAN Y PULIERAN LOS CONCEPTOS DE OPERACIONES CUANDO TRABAJAN CON AERONAVES AVANZADAS COMO EL PREDATOR B.

RENDIMIENTO Y PESO

• Velocidad: 240 KTAS (velocidad real respecto al aire, en nudos)

• Altitud: Hasta 50,000 pies

• Autonomía: Hasta 30 horas

• Distancia de conexión de línea de visión: 150 millas náuticas

• Peso bruto máximo: 10,500 libras

OTROS COMPONENTES DEL SISTEMA

• Estaciones de control fijas y móviles en tierra

• Sistema Multiespectral de Selección de Objetivos Raytheon MTS-B con capacidades electroópticas, infrarrojas y de iluminación de láser

• Sistema de lanzamiento y recuperación

• Radar de Apertura Sintética de multifunción de General Atomics Lynx

• Conexión de información y control de línea de visión

• Conexión de información y control de comunicaciones por satélite más allá de la línea de visión

EL PROGRAMA UAS

El programa UAS de la Oficina de Aire y Marina del CBP opera cinco aviones Predator B capaces de efectuar vuelos de larga duración. Los aviones disponen de capacidad de vigilancia para la protección de la frontera a través de equipo óptico. Cuatro de ellos operan desde el Centro de Operaciones UAS en Sierra Vista, Arizona, generalmente desplegados a lo largo de la frontera de E.U.A. y México. Desde diciembre del 2008, un quinto avión, que opera desde el Centro de Operaciones UAS de Dakota del Norte en la Base de la Fuerza Aérea de Grand Forks, ha llevado a cabo operaciones de seguridad a lo largo de la frontera norte. Un UAS adicional está siendo mejorado por el fabricante para ser desplegado en un futuro como un variante marítimo.

El Servicio de Aduana y Protección Fronteriza de E.U.A. está realizando  pruebas con el Predator B para extender su uso a lo largo de la frontera entre  E.U.A. y Canadá, incluyendo en un cruce donde el contrabando de cigarrillos y  droga es un problema persistente.

El Servicio de Aduana y Protección Fronteriza de E.U.A. está realizando pruebas con el Predator B para extender su uso a lo largo de la frontera entre E.U.A. y Canadá, incluyendo en un cruce donde el contrabando de cigarrillos y droga es un problema persistente.

Construido por General Atomics Aeronautical Systems, Inc, el Predator B apoya la misión principal de proteger la frontera y prevenir actos de terrorismo proporcionando capacidades de reconocimiento de larga duración, inteligencia, vigilancia, rastreo y adquisición para apoyar las aeronaves y naves marítimas tripuladas del orden público, al igual que a los agentes de interdicción en tierra. Estas operaciones son respuestas proactivas a amenazas tanto imprevistas como previstas y basadas en inteligencia.

Desde el 2004, las aeronaves sin tripulación del CBP han volado más de 3,000 horas, contribuyendo directamente a 4,766 arrestos y a la incautación de 22,823 libras de marihuana en apoyo a la misión de seguridad fronteriza del Departamento de Seguridad Nacional. Equipados con el Sistema Multiespectral de Selección de Objetivos Raytheon MTS-B (con capacidades electroópticas e infrarrojas de designación de láser e iluminación de láser) y el Radar de Apertura Sintética, el Predator B también apoya otros esfuerzos de seguridad nacional y de ayuda en caso de desastres.

Como un multiplicador de fuerzas del orden público para el CBP, el UAS le permite a la CBP A&M extender el apoyo futuro para otras entidades del Departamento de Seguridad Nacional, incluyendo a los Guardacostas de E.U.A., la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de E.U.A.

MISIONES PASADAS DE LOS UAS

Durante la temporada de huracanes del 2008 en el Atlántico, el CBP desplegó su Predator B en la región costera del sureste para apoyar los preparativos y las operaciones de rescate de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias. Durante este tiempo, CBP A&M condujo múltiples misiones de UAS mientras los huracanes Gustav y Ike, y la tormenta tropical Hannah, azotaban el Golfo de México y las costas al sureste de los Estados Unidos. El Predator B voló más de 75 horas, llevó a cabo la vigilancia de más de 250 millas de costa, tomó imágenes de 167 estructuras naturales y hechas por el hombre a petición de FEMA y el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de E.U.A. El UAS trazó un mapa de la infraestructura crítica antes y después del evento y proporcionó video del daño causado por el huracán a los socorristas.

En abril, el CBP proporcionó apoyo una vez más a petición de los oficiales de FEMA en Dakota del Norte durante las inundaciones del Río Rojo en la región central de E.U.A., con excelentes resultados. Un Predator B pilotado remotamente completó más de 30 horas de vuelo, trazando mapas de más de 3,200 millas a través de afluentes y cuencas inundadas en Minnesota y Dakota del Norte. Esto incluyó trazar el mapa de más de 180 millas en el Valle del Río Rojo del este de Dakota de Norte a través de la cuenca del Río Missouri en el oeste de Dakota del Norte. El UAS también permitió el trazado de mapas con un Radar de Apertura Sintética (SAR) y análisis de cambio de las áreas afectadas por las inundaciones, como la integridad de los diques y las represas de hielo. También proveyó video en tiempo real para brindar información situacional a las agencias federales, estatales y locales que estaban trabajando en los centros de operaciones de emergencias en Dakota del Norte y Minnesota.

“La misión de trazado de mapas del UAS captura imágenes en tiempo real, lo que ha sido de gran ayuda a todas las agencias involucradas en esta inundación”, dijo Michael P. Corcoran, el director de operaciones aéreas, en el Centro de Operaciones UAS en Dakota del Norte. “Nosotros trazamos mapas con SAR de la mayor parte del Valle del Río Rojo, incluyendo más de 600 puntos de interés, para incluir la infraestructura crítica y las áreas afectadas por la inundación y monitorear la condición de los sistemas de diques”.

La Oficina de Aire y Marina del CBP sirve como componente crítico y defensor de la Iniciativa de Seguridad Fronteriza del Departamento de Seguridad Nacional. Es la organización de orden público de aviación y marítima más grande del mundo, utilizando más de 700 pilotos y operando más de 272 aeronaves de 22 tipos diferentes, incluyendo sistemas de aeronaves sin tripulación. Su misión es proteger al pueblo estadounidense y la infraestructura crítica del país a través del uso coordinado de fuerzas aéreas y marítimas integradas para detectar, inhabilitar y evitar actos de terrorismo y el movimiento ilícito de personas, drogas ilegales y otro contrabando en dirección o a través de las fronteras de Estados Unidos. Las operaciones de seguridad avanzadas como el despliegue de UAS a lo largo de la frontera norte son un elemento vital de esta estrategia.

La Administración Federal de Aviación sigue siendo el facilitador y el socio clave de la Oficina de Aire y Marina del CBP, ayudando a asegurar que los vuelos de UAS en el noreste se integren de manera segura y a la perfección con otras aeronaves que estén operando en la región.

Durante el año fiscal 2009, personal y activos de CBP A&M estuvieron involucrados en operaciones del orden público locales y en el extranjero que resultaron en la incautación de más de 75,931 kilogramos de cocaína y 590,179 kilogramos de marihuana. CBP A&M también participó en el arresto de 1,613 traficantes de narcóticos y 59,965 inmigrantes indocumentados. Las aeronaves de interdicción de la agencia se asignan frecuentemente en rotación a zonas donde se originan y se transportan drogas como Costa Rica, Ecuador y Aruba. También se despliegan, cuando es necesario, a lugares en Panamá, Perú, Belice, El Salvador y la Bahía de Guantánamo, Cuba.

Evalúe este artículo

Votos Del Artículo: 3.0 / 5 (127 Votes)
 

Envíe sus comentarios

 
Comentario

Política de comentarios

* Obligatorio




1500 caracteres restantes (1500 máx.)

Button