ÁgoraRevista.com es una publicación sobre temas de seguridad en México. ÁgoraRevista se enfoca en noticias y análisis sobre las actividades de SEDENA, SEMAR, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) y la Secretaría de Gobernación (SEGOB) en su lucha contra el cártel Los Zetas y otras organizaciones de tráfico de drogas. También reporta sobre la colaboración entre estas instituciones militares mexicanas y sus contrapartes en Estados Unidos para prevenir el tráfico de cocaína, heroína, mariguana y drogas sintéticas y sobre el avance de las tecnologías militares que apoyan esta lucha

Dos periódicos en Tamaulipas atacados por pistoleros, mientras seis periodistas son asesinados en otras localidades

Periodistas asesinados: Parientes y amistades se detienen junto a los ataúdes de los fotógrafos mexicanos Guillermo Luna y Gabriel Huge durante su funeral en el cementerio en Veracruz el 4 de mayo de 2012. La policía encontró los cuerpos mutilados de los fotógrafos mexicanos Huge, Luna y otras dos personas en el estado de Veracruz el 3 de marzo de 2012. [REUTERS/Martin Lara Reyna]

Periodistas asesinados: Parientes y amistades se detienen junto a los ataúdes de los fotógrafos mexicanos Guillermo Luna y Gabriel Huge durante su funeral en el cementerio en Veracruz el 4 de mayo de 2012. La policía encontró los cuerpos mutilados de los fotógrafos mexicanos Huge, Luna y otras dos personas en el estado de Veracruz el 3 de marzo de 2012. [REUTERS/Martin Lara Reyna]

¿Fueron Los Zetas o el Cártel del Golfo los que balearon dos oficinas en Tamaulipas a principios de mayo? ¿O estuvieron ambos grupos de delincuencia organizada involucrados en los impresionantes ataques, los cuales ocurrieron en un lapso de cinco días?

Hora Cero, en Reynosa, fue el primer lugar atacado. Es el lugar del periódico del mismo nombre, así como la estación de noticias televisiva y la emisora de noticias radiales., en Reynosa, fue el primer lugar atacado. Es el lugar del periódico del mismo nombre, así como la estación de noticias televisiva y la emisora de noticias radiales.

“Un comando armado llegó a las instalaciones del periódico como a la 13:00 horas del lunes (7 de mayo) y ordenó la inmediata evacuación "porque vamos a hacer volar el edificio". Veinte minutos después estaban dinamitando la fachada, destruyendo ventanas causando terror e impotencia entre los periodistas reunidos en un lugar seguro, mientras su salón de noticias era destruido. ¿Dónde sucedió esto? a) Afganistán? b) Kazajistán c)Reynosa, Tamaulipas, Carretera Ribereña?. ¡Qué vergüenza! Abrazos para los colegas".

Un periodista de Hora Cero proporcionó este recuento en su blog. Seis pistoleros enmascarados efectuaron cientos de disparos al edificio de prensa, dijo un testigo que se negó a identificarse por cuestiones de seguridad.

Un aviso para evacuar la oficina y así evitar los “relámpagos”

Antes de que los pistoleros llegaran, un hombre habló al periódico para advertirles a los empleados de abandonar el edificio, dijo el testigo. El hombre advirtió que él y sus compañeros pistoleros iban a "relampaguear" el edificio, dijo el testigo.

Hora Cero es parte de un centro multimedios que pertenece al grupo editorial Demar. Las oficinas de Demar están ubicadas en el kilometro 3,5 de la carretera Ribereña.

La carretera está a tres kilómetros del Río Bravo, y a menudo lo utilizan los traficantes de drogas. Para ellos, la carretera Ribereña es una importante vía estratégica la cual conecta las ciudades de Díaz Ordaz, Miguel Alemán y Nuevo Laredo.

Los Zetas y el Cártel del Golfo luchan por el control de las rutas de trasiego de drogas en cada una de esas ciudades, así como en Reynosa. Ningún grupo de delincuencia organizada se hizo inmediatamente responsable por ninguno de los dos ataques.

Aunque no hubo heridos, el edificio Demar resultó seriamente dañado.

“Las balas dañaron el exterior del edificio y las ventanas del segundo piso están destruidas", dijo un reportero que prefirió no identificarse por temor a represalias.

El segundo piso alberga al periódico Hora Cero, así como el estudio de televisión de Demar y la estación de radio.

Audaz ataque inspira temor

Algunos de los periodistas que trabajan para Hora Cero, y las estaciones de radio y televisión declararon luego de la balacera estar temerosos de regresar al trabajo.

“Estamos viviendo en un clima de incertidumbre”, dijo uno de los periodistas, quien se negó a identificarse por razones de seguridad.

Horas después del incidente, el Twitter del periódico, @horaceroweb, continuaba enviando reportes de noticias, sin mencionar el ataque.

Objetivo del crimen organizado: Las instalaciones del periódico Hora Cero atacados por un grupo de seis hombres enmascarados el 7 de mayo en Reynosa, Tamaulipas. [Foto: Imagen Google]

Objetivo del crimen organizado: Las instalaciones del periódico Hora Cero atacados por un grupo de seis hombres enmascarados el 7 de mayo en Reynosa, Tamaulipas. [Foto: Imagen Google]

El Mañana atacado la misma semana

Cinco días después del ataque a Hora Cero, el 11 de mayo, varios hombres armados dispararon al edificio sede del periódico El Mañana de Nuevo Laredo. La balacera fue seguida por el fuerte estruendo de un dispositivo explosivo.

Nadie resultó herido, pero varios vehículos estacionados cerca del edificio fueron dañados. El edificio fue alcanzado por varios disparos.

Algunos empleados del periódico se tiraron al piso para evitar las balas, mientras que otros salieron corriendo del edificio.

“La oficina provincial del gobierno condena el ataque en las instalaciones del periódico El Mañana de Nuevo Laredo, Tamaulipas . . . y cualquier intento de intimidación o violencia contra los derechos humanos, las personas y sus libertades”, dijo Obdulio Ávila, subsecretario del gobierno federal

El periódico decide no cubrir al crimen organizado

Dos días después del ataque, el domingo 13 de mayo, El Mañana publicó una carta abierta a sus lectores, declarando que el periódico ya no reportaría historias relacionadas al crimen organizado.

"Por lealtad a nuestros lectores, declaramos que El Mañana es un instrumento para la libertad y democracia, y por lo tanto no existe para los caprichos de ningún poder de facto o grupos criminales o aquellos que desean serlo", decía la carta.

El periódico “evitará, durante el tiempo necesario, publicar cualquier información derivada de disputas violentas por las que nuestra ciudad y otras regiones del país están atravesando" expresaba la carta.

El Mañana no es el primer periódico en publicar una carta abierta en respuesta a la violencia de los cárteles.

El 20 de septiembre, dos fotógrafos de El Diario, periódico en Ciudad Juárez, fueron baleados, uno mortalmente. Pocos días después, el periódico publicó una carta abierta a grupos del crimen organizado en la ciudad. La carta pedía poner fin a la violencia.

La situación no es nueva para El Mañana.

• En febrero del 2006 un grupo de hombres enmascarados irrumpieron en el salón de noticias del periódico, disparando y detonando una granada. Un periodista fue herido de gravedad y terminó parapléjico, y seis más renunciaron. El editor en jefe solicitó asilo en la vecina ciudad de Laredo, Texas.

• En marzo de 2010, Miguel Ángel Domínguez Zamora, periodista de El Mañana, fue secuestrado. Siete otros periodistas en el área de Reynosa desaparecieron. Dos fueron liberados, y los otros siguen desaparecidos, reportó el Dallas Morning News.

Seis periodistas muertos en últimas semanas

Grupos del crimen organizado han aumentado la violencia contra los periodistas en semanas recientes.

En abril y mayo, cuatro periodistas fueron asesinados en Veracruz.

Dos más fueron muertos a mediados de mayo.

Marco Ávila, veterano reportero del crimen, fue denunciado desaparecido el día 17 de mayo. Su cuerpo fue encontrado al día siguiente dentro de una bolsa de plástico a un lado de la carretera Ciudad Obregón, donde hacia reportajes para el periódico Diario de Sonora, dijeron las autoridades; el cuerpo mostraba señales de haber sufrido tortura.

René Orta Salgado, quien había trabajado en periodismo durante varios años antes de convertirse en trabajador de campaña política en meses recientes, fue encontrado muerto en la cajuela de un automóvil el 13 de mayo en Cuernavaca.

Según la Comisión de Derechos Humanos estatal, 79 periodistas han sido asesinados en México desde el año 2000.

Evalúe este artículo

Votos Del Artículo: 3.0 / 5 (38 Votes)
 

Envíe sus comentarios

 
Comentario

Política de comentarios

* Obligatorio




1500 caracteres restantes (1500 máx.)

Button