ÁgoraRevista.com es una publicación sobre temas de seguridad en México. ÁgoraRevista se enfoca en noticias y análisis sobre las actividades de SEDENA, SEMAR, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) y la Secretaría de Gobernación (SEGOB) en su lucha contra el cártel Los Zetas y otras organizaciones de tráfico de drogas. También reporta sobre la colaboración entre estas instituciones militares mexicanas y sus contrapartes en Estados Unidos para prevenir el tráfico de cocaína, heroína, mariguana y drogas sintéticas y sobre el avance de las tecnologías militares que apoyan esta lucha

Mafia mexicana recluta niños en EE.UU. para matar y llevar drogas a México

Cárteles reclutan niños: Toby camina en el patio de un centro de detención en Ciudad Juárez, 2 de junio de 2011. Toby, quien abandonó la escuela, tenía sólo 15 años cuando él y sus amigos empezaron a secuestrar empresarios, camioneros y abogados para pedir rescate. Está cumpliendo una pena de ocho años en un centro de detención de menores. [REUTERS/Gael Gonzalez]

Cárteles reclutan niños: Toby camina en el patio de un centro de detención en Ciudad Juárez, 2 de junio de 2011. Toby, quien abandonó la escuela, tenía sólo 15 años cuando él y sus amigos empezaron a secuestrar empresarios, camioneros y abogados para pedir rescate. Está cumpliendo una pena de ocho años en un centro de detención de menores. [REUTERS/Gael Gonzalez]

Los cárteles de la droga mexicanos están atrayendo a jóvenes a lo largo de la frontera de Estados Unidos con ofertas de "dinero fácil" para traficar con drogas e incluso asesinar, informaron fuentes del orden público y trabajadores sociales de México y Estados Unidos.

Decenas de miles de menores trabajan para las organizaciones delictivas transnacionales, de acuerdo con una estimación.

La mayoría de los niños, algunos incluso de 11 años de edad, están siendo reclutados al norte de la frontera en el sur de California y Texas, señalaron las autoridades. Muchos han estado involucrados con pandillas callejeras y son de familias inmigrantes de habla hispana. Los chicos a menudo son contactados en centros de detención juvenil por pandilleros que están asociadas con los cárteles de la droga. Los pandilleros están deseosos de reclutar jóvenes que tienen pocas perspectivas de trabajo y ya han demostrado una propensión a la delincuencia callejera, indicaron las autoridades.

En California, el reclutamiento se realiza por parte de miembros de la mafia mexicana, una poderosa pandilla de la prisión conformada por miembros méxico-americanos de la banda, de acuerdo con informes publicados.

Más del 11 por ciento de los 5,000 menores detenidos por varios delitos en el condado de San Diego indicaron que les han ofrecido dinero para contrabandear drogas hacia el norte a través de la frontera, según un estudio realizado por la Asociación de Gobiernos de San Diego, o SANDAG.

Un asesino adolescente

La participación de los niños en los cárteles se convirtió en noticia internacional en 2011, cuando un adolescente nacido en EE.UU. confesó el asesinato de cuatro hombres, cuyos cuerpos fueron decapitados, en nombre de la organización de los Beltrán Leyva. Los cuerpos de las víctimas fueron encontrados colgando de un puente en Cuernavaca en agosto de 2010.

Cuatro meses más tarde, en diciembre de 2010, Édgar Jiménez Lugo fue detenido con una de sus hermanas en un aeropuerto cerca de Cuernavaca. Los dos estaban a punto de huir del país para encontrarse con su madre en San Diego, señalaron las autoridades. Jiménez Lugo, quien nació en San Diego, era conocido como “El Ponchis”.

Jiménez Lugo reconoció el asesinato de cuatro hombres, según una declaración del ejército. El muchacho dijo que cometió los asesinatos bajo la influencia de las drogas suministradas por un líder del cártel. En julio de 2011, Jiménez Lugo fue condenado en un Tribunal de menores por homicidio, secuestro y tenencia ilegal de armas y drogas, de acuerdo con informes publicados. Jiménez Lugo fue condenado a tres años de prisión. Las autoridades sostuvieron que los Beltrán Leyva lo reclutaron cuando tenía 11 años de edad.

Esfuerzos de reclutamiento en aumento

Socios del cártel están aumentando su reclutamiento de niños en el condado de San Diego, sostuvo Pedro Rios, quien trabaja con la Oficina de San Diego del American Friends Service Committee. Los procuradores locales han puesto en marcha un programa de relaciones públicas para advertir a los jóvenes y sus padres sobre los peligros de involucrarse con el narcotráfico, agregó.

Los niños pueden ganar hasta $400 por viaje de contrabando a través de la frontera, señaló Rios.

El reclutamiento de jóvenes por parte de cárteles también se ha observado en Texas, sostuvo Steven McCraw, director del departamento de seguridad pública del estado. A los niños inicialmente se les pide que sirvan como señuelos o vigías y finalmente se les ordena que trafiquen con drogas o cometan delitos violentos, indicó McCraw.

Autoridades policiales de Texas están visitando escuelas y clubes juveniles para intentar advertir a los menores de los peligros de involucrarse con narcotraficantes.

Muertes y detenciones impulsan el reclutamiento de menores

El gobierno estima que 47,500 personas han sido asesinadas, muchas de ellas miembros de cárteles de drogas, desde que el Presidente Felipe Calderón lanzó la guerra contra los narcotraficantes organizados en 2006. Miles de miembros de los cárteles de drogas han sido detenidos.

Las muertes y detenciones han llevado a que los cárteles de la droga aumenten el reclutamiento de jóvenes para cubrir sus necesidades de mano de obra, sostuvieron los analistas.

Más de 30,000 menores han sido reclutados por las mafias de la droga, de acuerdo con la Red por los Derechos de la Infancia México, un grupo de cabildeo mexicano.

"Los niños están involucrados en diversas formas del crimen, incluyendo narcotráfico, secuestros, extorsiones, contrabando y piratería. Los más jóvenes trabajan como vigilantes y los mayores trabajan en el tráfico de drogas", según un informe de 2011 de la REDIM.

La pobreza juega un papel

Los cárteles se están aprovechando de la alta tasa de desempleo de los jóvenes de ambos lados de la frontera. "Los cárteles se han convertido en empresarios para niños que no tienen muchas otras opciones", sostuvo Víctor Clark Alfaro, director del Centro Binacional de Derechos Humanos en Tijuana. Cada año son más jóvenes los niños que se involucran con los grupos de delincuencia organizada, agregó.

En junio de 2011, una niña de 13 años de edad, natural de Luis Moya, le informó a los reporteros en una rueda de prensa tras su detención que había estado trabajando para Los Zetas. Afirmó que le habían pagado unos 9,000 pesos por unos cuantos meses de trabajo.

Al preguntarle por qué hizo eso, respondió: "por necesidad".

Fue capturada junto con otras cinco niñas, de las cuales sólo una no era adolescente. Una de ellas, Maria Celeste Mendoza, de 16 años, describió cómo había sido entrenada por Los Zetas para usar un rifle de asalto Kalashnikov. Dijo que le pagaron 12,000 pesos por dos semanas de trabajo.

La Procuraduría General de la República informó que 3,664 menores fueron capturados en las operaciones policiales contra la delincuencia organizada entre diciembre de 2006 y abril de 2010.

El cártel del Pacífico Sur ha estado especialmente activo en el reclutamiento de jóvenes en los últimos meses, indicó el periodista de Morelos Mario Enrique Arce. Seis jóvenes vinculados con el cártel fueron detenidos en octubre al sur de la ciudad de México, agregó. Pero Los Zetas son también un cártel que se ha especializado en el reclutamiento de niños.

En una encuesta de 2009 del gobierno mexicano entre más de 50,000 estudiantes de escuela secundaria en cinco ciudades de México, más de uno de cada cinco sostuvo que habían visto a compañeros portar un arma. Uno de cada ocho afirmó que vendería droga por dinero en efectivo.

Los jóvenes se ven absorbidos por el narcotrafico en México y trabajan como mulas, vigías, señuelos, traficantes e incluso asesinos. El número de muertes de menores está en aumento. El número de asesinatos de jóvenes de entre los 16 y los 20 años, en el estado de Chihuahua ha aumentado de 136 en el 2008 a 386 en el 2010, de acuerdo a las cifras de las autoridades estatales.

Martín Pérez, director de la REDIM, estima que unos 1,300 menores han sido asesinados desde que comenzó la guerra contra las drogas.

Evalúe este artículo

Votos Del Artículo: 3.3 / 5 (83 Votes)
 

Envíe sus comentarios

 
Comentario

Política de comentarios

* Obligatorio




1500 caracteres restantes (1500 máx.)

Button