ÁgoraRevista.com es una publicación sobre temas de seguridad en México. ÁgoraRevista se enfoca en noticias y análisis sobre las actividades de SEDENA, SEMAR, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) y la Secretaría de Gobernación (SEGOB) en su lucha contra el cártel Los Zetas y otras organizaciones de tráfico de drogas. También reporta sobre la colaboración entre estas instituciones militares mexicanas y sus contrapartes en Estados Unidos para prevenir el tráfico de cocaína, heroína, mariguana y drogas sintéticas y sobre el avance de las tecnologías militares que apoyan esta lucha

El cártel mexicano Los Zetas incrementa sus actividades en Guatemala

Helicópteros de la Fuerza Área Guatemalteca con presuntos miembros del cártel de las drogas Los Zetas llegaron a la Ciudad de Guatemala el 9 de diciembre de 2010; un día después, el cártel de Los Zetas, fuertemente armado, atacó una estación de policía en el oeste de Guatemala. [REUTERS/Daniel LeClair]

Helicópteros de la Fuerza Área Guatemalteca con presuntos miembros del cártel de las drogas Los Zetas llegaron a la Ciudad de Guatemala el 9 de diciembre de 2010; un día después, el cártel de Los Zetas, fuertemente armado, atacó una estación de policía en el oeste de Guatemala. [REUTERS/Daniel LeClair]

Los Zetas están huyendo.

La campaña ofensiva del Ejército mexicano contra el cártel de drogas ha provocado que la banda se mude más allá de la frontera para establecer sus operaciones.

Una de sus estrategias de supervivencia ha sido identificar nuevas oportunidades geográficas para realizar sus operaciones, tanto en México como en áreas más extensas de Centroamérica, según los analistas.

En México, Los Zetas han sufrido un golpe muy importante después del arresto de su Comandante No. 1, Alberto González Peña, alias "El Tigre", el 25 de junio. Los analistas dicen que Centroamérica les ofrece estados vulnerables, como Guatemala, con fuerzas armadas con financiamiento insuficiente y altos niveles de pobreza.

Grupos delincuentes locales han sido incorporados por el cártel mexicano. “Las ganancias financieras son grandes y la resistencia puede resultar en consecuencias violentas,” dijo el Coronel Rony Urizar, vocero del Ejército de Guatemala.

Guatemala ha encontrado en eso su desgracia. La presencia de Los Zetas en el país vecino al sur de México es tan fuerte que ha disparado una alarma a lo largo de toda Latinoamérica. A finales de junio, líderes de Centroamérica y la Secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, se reunieron en la Ciudad de Guatemala en una conferencia de dos días, para discutir el desarrollo de un plan de seguridad coordinado para frenar la presencia creciente de los cárteles en Centroamérica.

Ninguno de los líderes que asistió a la conferencia dudó del desafío al que se enfrentan. La difícil realidad de Guatemala se puso de relieve en mayo, cuando 27 residentes fueron masacrados, la mayoría decapitados, en un rancho en la provincia de El Petén.

A principios de año, el Ministro del Interior de Guatemala, Carlos Menocal, señaló específicamente a la provincia como una historia exitosa en la batalla contra los cárteles. Dijo que el gobierno ha recuperado 16,187 hectáreas de ranchos controlados por grupos delincuentes, en particular Los Zetas.

Para poder contrarrestar a Los Zetas, las autoridades guatemaltecas han tomado una página del libro de estrategias antidroga de México – concretamente, integrando la participación del Ejército.

Hasta el momento, la estrategia está funcionando. Los miembros guatemaltecos de Los Zetas, Harry Cuguá y Carlos José Martínez, fueron arrestados el 23 de junio en relación con el asesinato del procurador público de Alta Verapaz, Allan Vidaurre, el 27 de mayo, según una conferencia de prensa. La policía los capturó en Cobán, unos 300 km al norte de la capital, Menocal.

En diciembre pasado, el gobierno impuso el derecho penal militar en la provincia de Alta Verapaz por varios meses y tuvo algún éxito para detener los avances del cártel. El Presidente de Guatemala, Álvaro Colom, dijo a El Economista que sólo dos vuelos con drogas han aterrizado allí desde entonces, mientras que “antes era casi un aeropuerto internacional”.

Pero en El Petén, ha sido más difícil recuperar el territorio del que Los Zetas se han apoderado. El Presidente de Guatemala reconoció que para recuperar El Petén, necesitaría 10,000 soldados más y otros 15,000 oficiales de policía.

El Petén, que cubre una tercera parte de Guatemala, es un terreno difícil para contrarrestar a los narcotraficantes. Está poco poblado, con 50,0000 habitantes, y se encuentra sin urbanizar. La parte norte de la provincia ha sido por mucho tiempo hogar de contrabandistas. Al estar cubierto por la selva tropical, hace que las vías de escape clandestinas sean difíciles de localizar.

Los cruces fronterizos formales con México tienen controles de migración rudimentarios y hay muchos cruces fronterizos que no son patrullados por la agencia fronteriza del país o la policía local y, además, existen vastos tramos de terreno que separan a los dos países que pueden cruzarse con facilidad.

Los Zetas buscan nuevos territorios en México

Este mes, el Ejército mexicano se ha anotado algunos éxitos al detener a Los Zetas en su continua y amplia expansión a nuevos territorios desde su estado natal de Tamaulipas, donde se han involucrado en una lucha violenta con su exaliado, el Cártel del Golfo. El Ejército mexicano y unidades de infantería de Marina emprendieron operaciones en el estado de Coahuila, capturando grandes provisiones de narcóticos, armas de fuego y camionetas blindadas.

Una de las redadas, llevada a cabo por los infantes de Marina en Villa Unión, arrojó un botín que incluía más de 200 rifles de asalto, 600 uniformes de camuflaje o negros, varios lanzagranadas, tres rifles de francotirador y 30,000 cartuchos de municiones. Otra serie de redadas resultó en la confiscación de grandes cantidades de armas, balas y drogas de Los Zetas, incluyendo una tonelada de cocaína.

La incursión de Coahuila claramente tomó desprevenidos a Los Zetas, según fuentes del Ejército mexicano. Pero los resultados han sorprendido incluso al Ejército: no esperaban el volumen de material descubierto en las redadas, ni habían anticipado la complejidad de las operaciones de Los Zetas en el estado.

Coahuila no ha sido el frente y centro de interés del cártel y, como consecuencia, tampoco ha figurado en la guerra contra las drogas que el Presidente Calderón lanzó en 2006.

Escasamente poblado y sin enlaces de transporte importantes hacia Estados Unidos para un contrabando de narcóticos fácil y a gran escala, el estado no ha sido objeto de lucha entre los cárteles rivales. Pero las redadas de junio demostraron qué tan extensos son los tentáculos de Los Zetas. “Han estado usando al estado de Coahuila como una zona rural tranquila para almacenar sus suministros y narcóticos. El Ejército obtuvo información de inteligencia y reaccionó conforme a ella”, dijo el periodista local Pedro Rodríguez.

Ahora la batalla se está gestando. Los Zetas no retroceden sin pelear y los observadores internacionales y los medios esperan que en el relativamente tranquilo estado de Coahuila se vea un recrudecimiento con la tropas federales queriendo explotar el éxito de sus recientes redadas. Los Zetas, seguramente, pondrán las cosas tan difíciles como puedan para el Ejército mexicano mediante el uso de tácticas relámpago, como emboscadas y bombazos.

El cártel generalmente evita confrontaciones a gran escala con el Ejército mexicano, prefiriendo las tácticas de guerrilla, las cuales son difíciles de contrarrestar y tienen un efecto desmoralizante en el enemigo y los residentes.

Los Zetas tratarán de hacer todo lo posible para distraer al Ejército de capturas mayores de armas y narcóticos, o al menos retrasarlos hasta que puedan cambiar de lugar las drogas y el material. “Podrían moverlos a Nuevo Laredo”, dijo. Tamaulipas, estado en el que se encuentra Nuevo Laredo, cuenta con la presencia más grande de Los Zetas y el cártel lo considera una de sus fortalezas.

La gestación de la pelea en Coahuila demostrará, probablemente, qué tan difícil es desplazar a Los Zetas del territorio en el que se mueven, especialmente si se les ha permitido consolidar su fortaleza.

Los Zetas son un grupo creado por miembros desertores de Fuerzas Especiales del Ejército mexicano.

Evalúe este artículo

Votos Del Artículo: 3.1 / 5 (106 Votes)
 

Envíe sus comentarios

 
Comentario

Política de comentarios

* Obligatorio




1500 caracteres restantes (1500 máx.)

Button