ÁgoraRevista.com es una publicación sobre temas de seguridad en México. ÁgoraRevista se enfoca en noticias y análisis sobre las actividades de SEDENA, SEMAR, la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) y la Secretaría de Gobernación (SEGOB) en su lucha contra el cártel Los Zetas y otras organizaciones de tráfico de drogas. También reporta sobre la colaboración entre estas instituciones militares mexicanas y sus contrapartes en Estados Unidos para prevenir el tráfico de cocaína, heroína, mariguana y drogas sintéticas y sobre el avance de las tecnologías militares que apoyan esta lucha

Presunto líder de cartel mexicano enfrentará juicio en los Estados Unidos

José Rodolfo Escajeda enfrentará juicio por  cargos de tráfico de marihuana y cocaína. (Foto expedida por la DEA)

José Rodolfo Escajeda enfrentará juicio por cargos de tráfico de marihuana y cocaína. (Foto expedida por la DEA)

Las autoridades mexicanas extraditaron al presunto líder de cártel de drogas, José Rodolfo Escajeda, a Estados Unidos el 11 de diciembre para ser juzgado por cargos de tráfico de marihuana y cocaína.

Las autoridades mexicanas y estadounidenses acusan a Escajeda de ser el líder de una red de narcotráfico basada en Guadalupe, Chihuahua, México, que era responsable de la transportación, el almacenamiento y la importación de grandes embarques de droga al área de El Paso y Ciudad Juárez.

Estados Unidos solicitó formalmente la extradición de Escajeda, tras su arresto por autoridades mexicanas en septiembre de 2009.

Las autoridades de los Estados Unidos estaban satisfechas de al fin poder ponerle la mano encima a Escajeda, que originalmente fue procesado en diciembre de 2006 en la Corte del Distrito Occidental de Texas.

“Las extradiciones en estos casos demuestran el continuo compromiso del gobierno mexicano para traer a estos narcotraficantes ante la justicia, en ambos lados de la frontera”, dijo Joseph Arabit, Agente Especial a Cargo de la división de El Paso de la Administración Antidroga (DEA).

Mientras Escajeda se enfrenta a cadena perpetua por cargos de narcotráfico en Estados Unidos, las autoridades mexicanas lo relacionan con algunos de los crímenes más viles en los cuatro años de la guerra contra las drogas.

Escajeda fue uno de los 15 presuntos líderes de cárteles de drogas y secuaces extraditados desde México a Estados Unidos en una semana.

México alcanzó un récord de 107 extraditados en 2009. Este año, las extradiciones van rumbo a romper ese récord.

Múltiples asesinatos

Escajeda es sospechoso del asesinato de 18 pacientes en un centro de rehabilitación de drogadicción en Ciudad Juárez, en noviembre de 2009.

Esa matanza capturó la atención mundial mientras que el presidente Felipe Calderón repudió el “dramático y terrible” acto de violencia.

Víctor Valencia, Secretario de Seguridad Pública del estado de Chihuahua, dijo a Los Angeles Times que 20 personas estaban en una sala de juntas cuando los atacantes irrumpieron. Los sicarios los trasladaron a un patio central y dispararon por lo menos 80 tiros de rifles de asalto AK-47, señaló. Sólo dos sobrevivieron.

Escajeda disparaba rifles AK-47 desde automóviles en movimiento, quemaba casas y mataba gente, a veces decapitándola, dijeron las autoridades a los reporteros.

Escajeda y su hermano, Óscar Alonso Escajeda Candelaria, también son sospechosos de estar involucrados en un enfrentamiento entre oficiales alguacilería del condado de Hudspeth, en Texas, y hombres armados disfrazados de soldados mexicanos en 2006, reportó El Paso Times. El enfrentamiento dio como resultado en una audiencia en el Congreso de Estados Unidos.

Las autoridades mexicanas también vinculan a Escajeda con la muerte de dos ciudadanos estadounidenses, activistas contra el delito que vivían en un centro mormón, en el norte de México.

Benjamín LeBaron y Luis Widmar fueron secuestrados en julio de 2009 por cuando menos quince hombres armados en un ataque nocturno en su remota comunidad que se encuentra a unos 320 kilómetros al sureste de Ciudad Juárez.

Ambos recibieron varios tiros en la cabeza. Los cuerpos de los dos hombres, que tenían cinco hijos cada uno, se encontraron poco tiempo después de que se los llevaran.

LeBaron había dirigido exitosas protestas a principios de año para liberar a su hermano secuestrado y exigió protección policíaca para su aislada comunidad rural, según el Houston Chronicle y varios periódicos.

Tras estas protestas, la policía detuvo a 25 presuntos miembros del cártel.

Las autoridades mexicanas dicen que las muertes de LeBaron y de Widmar fueron una represalia por llamar la atención hacia el cártel.

La Agente Especial Diana Apodaca, portavoz de la DEA en El Paso, dijo el 11 de diciembre a El Paso Times que Escajeda tendría una presentación inicial en la corte en algún momento durante la semana posterior a su extradición, pero no mencionó dónde.

“Es muy significativo. Esto muestra la continua colaboración entre Estados Unidos y México y el compromiso continuo del gobierno de México para capturar narcotraficantes”, dijo al periódico.

Escajeda no es sospechoso de ningún asesinato en los Estados Unidos, comentó.

Otras extradiciones

Rigoberto Yáñez, presunto líder del cártel de drogas de los Arellano Félix de México, fue extraditado de México para enfrontar cargos en San Diego.

Yáñez fue el principal representante en la Ciudad de México del cártel basado en Tijuana y su punto de contacto inicial con narcotraficantes colombianos, señala la acusación federal de 2003.

José Manuel Escobedo también fue extraditado a San Diego. Escobedo fue condenado en Texas por cargos de drogas en 2004 y escapó de la prisión mientras cumplía una pena de 10 años. Yáñez se encuentra bajo custodia mexicana desde 2007, reportó AP.

De las 15 personas extraditadas la semana pasada, 12 tienen cargos por delitos federales relacionados con drogas y tres enfrentan cargos estatales, dijeron oficiales del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

En la lista también está un hombre que supuestamente pasó más de 20 toneladas de cocaína a través de un túnel que cruzaba la frontera en Naco, Arizona. Supuestamente almacenó una tonelada de cocaína en su casa, reportó la estación de radio pública KPBS de San Diego.

Muerte por fentanilo

Tres hombres arrestados en México durante una redada en un laboratorio de drogas en Toluca, en mayo de 2006, fueron extraditados a Chicago.

Oscar Jacobo Rivera Peralta, de 38 años; Ricardo Valdez Torres, de 56 años, y Alfredo Molina García, de 45, están acusados de producir fentanilo sintético para su importación hacia los Estados Unidos, donde se hacía pasar por era heroína.

A finales de 2005 y principios de 2006, ocurrieron muertes relacionadas con fentanilo entre presuntos usuarios de drogas en Chicago, Detroit y otras partes. Los cargos contra los tres hombres resultaron de una investigación que se efectuó tras dichas muertes, pero no hay alegatos de que ellos sean responsables de ninguna muerte.

El Fiscal General Auxiliar, Lanny A. Breuer, de la División de lo Penal del Departamento de Justicia, exaltó al gobierno mexicano por haber extraditado a los tres hombres desde Toluca.

“Las extradiciones son una importante herramienta que tenemos para asegurarnos de que presuntos delincuentes sean sometidos a la justicia en este país”, dijo Breuer. “A lo largo de los últimos diez años, el Departamento de Justicia ha establecido fuertes alianzas con México en muchas áreas de cumplimiento de la ley, incluyendo extradiciones hacia ambos países. Con estas extradiciones de individuos que cometieron o enfrentan cargos por delitos peligrosos, esperamos ver que esas alianzas se fortalezcan.”

Rivera Peralta, alias “Jacobo”; Valdez Torres, alias el “Cerebro” y “El Cocinero”, y Molina García, alias “El Güero”, estaban entre 13 acusados que fueron acusados en 2007 por presuntamente participar en una asociación delictuosa de narcotráfico entre 2001 y mayo de 2006 para poseer y distribuir múltiples kilos de cocaína y heroína y más de 400 gramos de fentanilo. Seis de los 13 acusados se declararon culpables por cargos relacionados con narcóticos, mientras otros cuatro siguen fugitivos.

Valdez Torres y Molina García tienen cargos de producir fentanilo con intención de importarlo a Estados Unidos para su distribución. Los cargos alegan que Valdez Torres producía fentanilo en el laboratorio de Toluca que subsecuentemente era importado a los Estados Unidos y distribuido en Chicago y otros lugares. Molina García presuntamente representaba el interés financiero y personal de la organización narcotraficante en el laboratorio de Toluca y supervisaba sus operaciones.

En la acusación de 2007 se alega que Rivera Peralta ayudó estableciendo una compañía en México llamada Distribuidora Talios, S.A. de C.V., que aparentemente era un negocio legítimo, pero era una empresa de fachada a través de la cual él y otros hacían pedidos de productos químicos y equipo para utilizarlos en la producción de grandes cantidades de fentanilo.

Los cargos contra los tres están conminados con la pena mínima obligatoria de 10 años de prisión y la pena máxima de cadena perpetua así como una multa de US$4 millones.

El Servicio de Asuntos Internacionales (OIA) de la División de lo Penal del Departamento de Justicia colaboró con las autoridades del órden público en Estados Unidos y en México para llevar a cabo las extradiciones.

El Tratado de Extradición entre Estados Unidos y México fue firmado en 1978 y entró en vigor el 25 de enero de 1980.

Evalúe este artículo

Votos Del Artículo: 3.1 / 5 (174 Votes)
 

Envíe sus comentarios

Estamos muy satisfechos de los acuerdos de Mexico y USA respecto a la extradicion de criminales, sobre todo porque en USA hay garantia de la aplicacion de la justicia con todo el rigor que exigen las leyes. Mexico esta muy viciado en la procuracion de la justicia, las Autoridades en todos los niveles esta la corrupcion. El Chapo Guzman esta libre porque la misma narco-autoridad lo solto.

Florentino Peralta Murillo on 04/10/2012 at 11:02PM

 
Comentario

Política de comentarios

* Obligatorio




1500 caracteres restantes (1500 máx.)

Button