Marinas de México y los EUA desarrollan relaciones sólidas durante una visita histórica a puerto en el sur de México

Fraternidad recién descubierta

Volumen 4, No. 4 2011
[Ilustración Ágora]

[Ilustración Ágora]

Bajo cielos azules con una brisa marina constante proveniente del océano Pacífico, una bandera mexicana y otra norteamericana se agitan furiosamente, lado a lado, como si anunciaran la celebración que se llevaba a cabo a sólo a unos cuantos pasos de distancia en el patio del Sector Naval de Huatulco.

La ocasión fue la visita histórica de la fragata con misiles guiados USS Rentz (FFG 46) en Huatulco, Oaxaca, como parte de su misión de crear vínculos con naciones aliadas. Y no fue por casualidad o coincidencia que el 13 de mayo, una de las ceremonias más significativas sostenidas durante la visita al puerto, girara en torno a la plantación símbolica de un árbol de caoba. Los oficiales de la Marina en Huatulco, nombre que significa en nahuatl “lugar donde se venera el madero”, honraron a su ciudad al ofrecer a sus contrapartes estadounidenses una ceremonia que simbolizó el comienzo de una relación militar y de nuevas amistades. La ocasión fue marcada con estas palabras, expresadas por un oficial de la Marina mexicana: “Hijo mío, naciste tan sólo para ser un guerrero. Tu tarea más importante es la de satisfacer la sed del sol con la sangre de tus enemigos y alimentar el suelo con sus huesos. Esto es lo que un guerrero azteca dice a su hijo recién nacido sobre su destino —pelear, junto con su gente y a costa de su propia vida, porque cada uno de nosotros está consciente de los peligros que esto implica, pero acepta la muerte. Y siempre verá al enemigo como una persona”.

El Comandante Michael F. Davis (der.) conversa con el Cap. Robert Tate, Agregado Naval de la Embajada de los EUA en México. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

El Comandante Michael F. Davis (der.) conversa con el Cap. Robert Tate, Agregado Naval de la Embajada de los EUA en México. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

“Este primer árbol, plantado aquí en los terrenos del Sector Naval de Huatulco — lo bautizaremos con el nombre USS Rentz en su honor”, dijo el Cap. Fernando Alonso Angli Rodríguez, comandante del Sector Naval de Huatulco, al oficial al mando del USS Rentz, Michael F. Davis. “Otros se plantarán en honor de todas las naciones que nos visiten en el futuro. Y prometemos, como Infantes de Marina mexicanos, cuidarlo a partir de ahora. Lo veremos como si nos hubiesen dejado algo vivo en esta tierra”, dijo Angli, flanqueado por el comandante del batallón de Sector Naval, el Cap. José Antonio Leyva Puga; el inspector naval, Cap. Domingo Morgado Gómez; y cerca de 15 oficiales e Infantes de Marina.

“Espero que este árbol sea el inicio de un gran bosque”, respondió Davis, correspondiendo al gesto de buena fe de los oficiales de la Secretaría de Marina (SEMAR) y sellando el pacto con un apretón de mano firme. El oficial ejecutivo del USS Rentz, Cap. Lance Chad Lantier y el agregado naval de la embajada de los EUA en México, Cap. Robert J. Tate, también estuvieron presentes y expresaron su gratitud.

El USS Rentz, el primer buque de guerra de los EUA que visita el Sector Naval de Huatulco en la Bahía Santa Cruz. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

El USS Rentz, el primer buque de guerra de los EUA que visita el Sector Naval de Huatulco en la Bahía Santa Cruz. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Dos días antes, el USS Rentz había tocado puerto de escala en el tranquilo muelle de la Bahía de Santa Cruz, usado tradicionalmente por cruceros provenientes de Canadá y Europa repletos de turistas. Fue la primera nave de guerra de esa escala en entrar a esa bahía. La tripulación maniobró la imponente nave mientras docenas de locales observaban a los Marinos de los EUA uniformados alineados sobre la cubierta.

El USS Rentz, una fragata de la clase Oliver Hazard Perry con base en San Diego, lleva una tripulación de más de 200 oficiales y personal enlistado que ayuda a proporcionar respuesta dentro del área de responsabilidad de 31 millones de kilómetros cuadrados de la 3ra flota en el Pacífico Oriental. La nave hizo una parada en su camino hacia el área de responsabilidad del Comando Sur de los EUA, donde su tripulación estaría participando en ejercicios de entrenamiento multinacionales y patrullas como parte de una rotación que apoya la seguridad marítima y operaciones antidrogas. La misión de la nave durante ese despliegue fue en apoyo directo de la estrategia marítima de los EUA, la cual se enfoca en relaciones conjuntas e internacionales a través de presencia, disuasión, libertad de las líneas marítimas mundiales, asistencia humanitaria y ayuda en caso de desastres. La visita al Sector Naval de Huatulco fue percibida por ambas marinas como un éxito completo para cimentar esa relación.

El  Cap. Fernando Alonso Angli Rodríguez y el Cap. Davis parten el pastel en una recepción a bordo del buque, teniendo cuidado de no  separar las banderas. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

El Cap. Fernando Alonso Angli Rodríguez y el Cap. Davis parten el pastel en una recepción a bordo del buque, teniendo cuidado de no separar las banderas. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

“Siempre que un buque de guerra de los EUA visita un país extranjero, existe una oportunidad para que la Marina de los EUA y la Marina extranjera se entiendan un poco más entre sí. La razón por la que este viaje es tan importante es porque México es nuestro principal colega”, expresó Davis.

Para Angli, esta visita significó mucho. No sólo porque fue la primera vez que un buque de guerra norteamericano visitaba su ciudad, sino porque fue un orgullo que la Marina de los EUA eligiera quedarse en Huatulco en lugar de otras ciudades mexicanas de la costa. “El poder decir que Huatulco es tan seguro que incluso la Marina de los EUA prefiere visitarnos en lugar de otros puertos en México, eso es importante para nosotros”, afirmó Angli.

“Otra buena cosa fue que nos ayudó a demostrar a la Marina de los EUA que estamos preparados para recibir un barco con esas dimensiones, proporcionar seguridad y cualquier otro servicio que puedan necesitar, como por ejemplo, los servicios de nuestro Hospital Naval. Pero lo más importante, pudimos fraternizar con nuestras contrapartes de los EUA. Sentí que nuestra gente les dio la bienvenida sin sentirse presionados por cumplir o con falsas posturas. La bienvenida fue muy fraternal y ellos parecieron sentirse como en su casa. Y hacer sentir a alguien como en su casa es un gran éxito para todo aquel que sea visitado”, dijo Angli.

El Cap. Davis acepta escultura de barro negro, típico de Oaxaca, de manos del Cap. José A. Leyva. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

El Cap. Davis acepta escultura de barro negro, típico de Oaxaca, de manos del Cap. José A. Leyva. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Una rebanada de paraíso

¡Y qué casa es Huatulco! Descrito por el Fondo Nacional para la Promoción del Turismo de México (FONATUR) como “la maravilla turística del mañana”, la ciudad empezó a atraer inversionistas en la década de los 80, cuando el gobierno inició un plan maestro de desarrollo. Huatulco es el quinto de siete Centros Integrales de Planeación (CIP), entre los que se encuentran: Los Cabos y Loreto en Baja California, la costa de Sinaloa, el corredor de Bahía de Banderas- Compostela-San Blas en Nayarit, Ixtapa en Guerrero, y Cancún en Quintana Roo.

El plan de la ciudad puso énfasis a la conservación de la vida salvaje local y ahora es conocida alrededor del mundo como una ciudad recreativa ecológica. Por cinco años consecutivos, EarthCheck, el sistema de gestión ambiental más grande y más estricto usado por la industria de viajes y turismo, ha certificado las prácticas operacionales.

Huatulco está conformado por nueve hermosas bahías que miran hacia el océano Pacífico, hermosos valles y montañas tierra adentro rodeados por los ríos Coyula, San Agustín and Copalita. En sus orígenes, una villa pesquera con menos de 1,000 residentes, hoy día cuenta con más de 20 hoteles, un campo de golf, un parque y museo eco-arqueológico, y bahías de aguas cristalinas que atraen a los amantes del buceo con snorkel y tanque de oxígeno. El muelle de Santa Cruz puede alojar dos cruceros de 3,000 pasajeros a la vez. El año pasado, más de 100,000 turistas llegaron a Huatulco a bordo de cruceros. FONATUR lo describe como ‘un paraíso por descubrir’.

El USS Rentz, el primer buque de guerra de los EUA que visita el Sector Naval de Huatulco en la Bahía Santa Cruz. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

El USS Rentz, el primer buque de guerra de los EUA que visita el Sector Naval de Huatulco en la Bahía Santa Cruz. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Los servicios portuarios están a cargo de FONATUR, quienes también estuvieron involucrados en la histórica visita del USS Rentz. La labor del administrador del Puerto de Huatulco, Mario Harrigan Garfán, fue alabada por el oficial de planificación del barco, Carlos Alberto Iglesias, como el mejor de la nación. “Estuvieron muy pendientes todo el tiempo, encargándose de todos los servicios que el buque necesitara, desde la recolección de basura y asegurarse que se siguieran las regulaciones ambientales del puerto hasta la comunicación constante con el buque. Esas cosas son muy importantes cuando un buque de los EUA decide hacer puerto de escala en un país extranjero, y esto obligará a los oficiales del buque a enviar un buen informe a casa para que otros buques puedan venir aquí”. El oficial de planeación de la nave es el punto de contacto con las autoridades portuarias para el reabastecimiento de combustible del barco, remoción de basura y aguas residuales, provisión de transporte, alimentos y agua para la tripulación, así como la seguridad.

Cuando se le preguntó sobre el impacto de la visita del USS Rentz en el turismo, Alfredo Gómez Aguirre, delegado de FONATUR en Huatulco, dijo: “Para nosotros es muy importante. Reafirma que nuestra cuidad es segura. Es grandioso que hayan escogido este lugar para esparcimiento y relajación. Vi a los Marinos caminando por la plaza, comprando artesanías mexicanas y subiendo a taxis de manera muy cómoda. Eso significa que se sintieron seguros y eso es importante para nosotros”. Añadió que también envía un mensaje positivo a inversionistas sobre la seguridad en la ciudad.

Los oficiales Angli, Davis, Lantier y Morgado disfrutaron de la barbacoa en la playa del Sector. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Los oficiales Angli, Davis, Lantier y Morgado disfrutaron de la barbacoa en la playa del Sector. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Comprometidos con la paz

Angli, el comandante del Sector Naval recientemente comisionado, llegó a Huatulco en el 2009 como segundo al mando a cargo de operaciones, sólo dos años después de que el Sector fue reactivado, sirviendo bajo las órdenes del Contralm. Horacio Fourzán Esperón. Justo unas semanas antes de la visita del USS Rentz, Fourzán fue designado por el presidente Felipe Calderón como jefe del Centro de Planeación, Análisis e Información sobre la Delincuencia Organizada en la Procuraduría General de la República (PGR).

El sector ha pasado por varias reformas y mejoras tales como, la formación del Batallón de Infantería, en la actualidad comandado por Leyva; la adquisición de dos botes patrulla interceptores; y la conversión de tres lanchas “rápidas” confiscadas a narcotraficantes. Recientemente las lanchas se usaron como vehículos de reabastecimiento durante una misión de búsqueda y rescate que involucró a cinco pescadores perdidos en el mar. El personal del Sector las llama en broma “El Arca de Fourzán”.

Infantes de la Marina de México  visitan el USS Rentz.[MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Infantes de la Marina de México visitan el USS Rentz.[MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

El Sector Naval se encuentra dentro de la Región 8 de la Fuerza Naval del Sur del Pacífico de la SEMAR, rodeada por los estados de Guerrero y Chiapas, y protege a más de 1,000 kilómetros de línea costera muy escabrosa. Está rodeado de terreno seco y tosco, y la comunicación es todo un reto. “Nuestro personal de Infantería trabaja en condiciones muy peligrosas”, dijo Angli.

Aun cuando Huatulco no está pasando por el tipo de violencia observada en sus ciudades hermanas, como el caso de Acapulco, la seguridad continúa siendo una de las prioridades principales del Sector. Los Infantes de Marina colaboran con otras dependencias policiacas en el área y sostienen frecuentes reuniones de seguridad con la Policía Federal, expresó el comandante. En ciertas operaciones, trabajan estrechamente con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la cual tiene su cuartel general regional en Puerto Escondido, o con el gobierno municipal, el cual está en el proceso de instalar cámaras de seguridad en la ciudad. El Sector también realiza ejercicios de seguridad con las autoridades aeroportuarias y portuarias.

Un partido de fútbol amistoso entre las Marinas de los EUA y México. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Un partido de fútbol amistoso entre las Marinas de los EUA y México. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Angli también mencionó la participación del Sector en la instalación de una red local que mejorará las telecomunicaciones y el desarrollo de un centro de datos donde todas las dependencias policiacas, locales y federales intercambiarán información y combatirán la delincuencia. Han desarrollado un Mapa de Riesgo que muestra todas las actividades delictivas informadas por todas las dependencias, lo que permite detectar zonas de conflicto. “Esto nos ayuda a ser más precisos en el combate contra la delincuencia organizada”, comentó Angli. “La seguridad se realiza de una manera coordinada. Considero que nuestra presencia en esta área es fundamental y de gran influencia sobre la tranquilidad que existe. Nunca dejamos de trabajar y estamos en todas partes. No controlamos a las corporaciones o a la comunidad, trabajamos con ellas, y eso provoca que reaccionen y traten de hacer bien su trabajo”, afirmó Angli.

Este tipo de seguridad coordinada se observó durante la estancia del USS Rentz en Huatulco. Desde la llegada del navío hasta su partida, los botes patrulla de la SEMAR proporcionaron vigilancia alrededor del buque y las patrullas militares se incrementaron en toda la ciudad. Esto se complementó con los servicios de seguridad proporcionados por parte del Servicio de Investigación Criminal de la Marina (NCIS) de los EUA, El equipo del NCIS ofreció apoyo logístico al capitán e información sobre lo que los miembros de la tripulación debían hacer y no hacer en la ciudad ya que estos tuvieron la oportunidad de disfrutar tres días de licencia en Huatulco antes de continuar su misión.

El Equipo de Búsqueda y  Rescate del Sector Naval de Huatulco ofrecieron una demostración a los oficiales del USS Rentz. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

El Equipo de Búsqueda y Rescate del Sector Naval de Huatulco ofrecieron una demostración a los oficiales del USS Rentz. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

El Equipo de Búsqueda y  Rescate del Sector Naval de Huatulco ofrecieron una demostración a los oficiales del USS Rentz. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

El Equipo de Búsqueda y Rescate del Sector Naval de Huatulco ofrecieron una demostración a los oficiales del USS Rentz. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

UNA COMUNIDAD DE VALORES

El comandante enfatizó que el profesionalismo del personal del Sector Naval de Huatulco es clave en la creación de un lugar seguro para visitar y para vivir. “El secreto para el éxito de una Región Naval es mantener a su gente comprometida con la institución. Y ese compromiso se logra manteniendo a la gente bien entrenada, al trabajar juntos como un equipo y asegurándose que el trabajo esté bien hecho”, dijo Angli. “¿Pero cómo nos aseguramos que el buen trabajo se mantenga? Al enseñarles valores; siendo nosotros, los capitanes y el personal, un ejemplo; y al actuar con honestidad y transparencia. Para demostrarles la bondad de los resultados”.

El tener al personal involucrado en programas civiles-militares también tiene un gran efecto en la forma en que se percibe la seguridad en la ciudad, expresó el comandante. Como cualquier ciudad pequeña, todo mundo se conoce, y esto dificulta el crecimiento de la actividad delictiva. Esos programas incluyen: Un Día con la Marina, en el cual el personal del Sector visita a los niños en las escuelas. Les explican sus trabajos, les enseñan conservación y la necesidad de salvaguardar la vida marina, en particular, las tortugas marinas protegidas todo el año en la Playa Escobilla. En otro programa denominado Operación Salvavidas, el Sector hace equipo con la agencia de turismo para proporcionar apoyo de búsqueda y rescate.

Una demostración de búsqueda  y rescate. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Una demostración de búsqueda y rescate. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Uno de los programas que más les enorgullece es cuando van a las comunidades desfavorecidas, establecen campamentos temporales por 48 horas y brindan a los residentes servicios gratuitos, desde tratamientos médicos hasta servicios de peluquería. “Ayudamos a nuestra gente y ellos empiezan a conocernos. No nos consideran intrusos si alguna vez necesitamos entrar para hacer operativos.

“Vamos porque queremos que México sea un país de leyes, un país tranquilo, un país donde su gente cumpla con la única obligación que tiene el hombre en esta vida: ser feliz. Esa es nuestra intención”, concluyó Angli.

El Cap. Angli y el Cap. Davis dieron los toques finales a la plantación del árbol simbólico. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

El Cap. Angli y el Cap. Davis dieron los toques finales a la plantación del árbol simbólico. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

El Cap. Angli y el Cap. Davis dieron los toques finales a la plantación del árbol simbólico. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

El Cap. Angli y el Cap. Davis dieron los toques finales a la plantación del árbol simbólico. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Una Conexión Real

Durante la estancia de tres días del USS Rentz en Huatulco, el Sector Naval y los residentes de la ciudad realmente hicieron valer el dicho “mi casa es su casa”. Desde las recepciones y ceremonias oficiales, hasta una barbacoa en la playa y un partido de fútbol. Cada día ambas Marinas tuvieron la oportunidad de intercambiar experiencias.

“Con las operaciones antinarcóticos que están teniendo lugar en la 4ta flota, la interdicción de migrantes y el tráfico de humanos que está surgiendo desde los países sudamericanos, es importante que las Fuerzas Armadas de los EUA y México se tengan tanta confianza como sea posible” dijo Davis. “Porque si se entiende el punto de vista de la persona con la que estás trabajando y ésta entiende tu punto de vista, la conducción de las misiones en el área realmente se hace mucho más fácil”.

Davis y Angli se despiden. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Davis y Angli se despiden. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

El acercamiento entre los mexicanos y estadounidenses fue palpable durante esos tres días en Huatulco. Tal vez eso fue porque las circunstancias les permitieron trabajar en equipo, no como militares, sino como seres humanos.

“Algunas veces, cuando estamos en el mar, vemos los buques; saludamos y continuamos nuestro viaje”, expresó el inspector Morgado del Sector Naval de Huatulco. “Pero aquí, tuvimos una conexión directa. Las dos Marinas estuvieron conectadas”.

Infantes de la Marina de México ofrecen una demostración de combate táctico. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Infantes de la Marina de México ofrecen una demostración de combate táctico. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Infantes de la Marina de México ofrecen una demostración de combate táctico. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Infantes de la Marina de México ofrecen una demostración de combate táctico. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Cámara hiperbárica del Hospital Naval llamada la  “Perla Negra” de Huatulco. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Cámara hiperbárica del Hospital Naval llamada la “Perla Negra” de Huatulco. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

El USS Rentz sale de Huatulco. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

El USS Rentz sale de Huatulco. [MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Guardianes de la Tortuga Marina

¿Quién hubiera imaginado que un violento ataque por parte de rebeldes del Ejército Popular Revolucionario (EPR) contra las oficinas de gobierno en Huatulco en 1996 jugaría un papel importante en la protección de una especie en peligro de extinción? Pero, eso fue exactamente lo que pasó.

Desde 1990, cuando el gobierno mexicano aprobó una ley para declarar ilegal la cosecha de huevos de tortugas al borde de la extinción, los Infantes de Marina mexicanos se habían apostado para proteger a las tortugas marinas de la especie Golfina que llegan a la Playa Escobilla en Huatulco. La noche del ataque del EPR, los Infantes de Marina fueron requeridos en la ciudad y tuvieron que dejar su puesto en la playa. Informes del gobierno muestran que pescadores furtivos, durante el tiempo que la playa estuvo sin vigilancia, se robaron miles de huevos y mataron tortugas para vender su carne.

[MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

[MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Este incidente ayudó a incrementar la conciencia sobre las tortugas, y actualmente el Sector Naval de Huatulco ofrece vigilancia permanente y su personal está educando constantemente a la comunidad sobre la importancia de proteger al noble animal. El sector está tan comprometido como la ciudad en mantener una región ecológica.

El año pasado, el Sector Naval de Huatulco protegió 409,528 tortugas. “Nuestro objetivo es hacer que la gente lo haga por convicción, no porque sean forzados a hacerlo”, dijo el Cap. Fernando Alonso Angli Rodríguez, comandante del Sector Naval de Huatulco. “Porque hay un sentido de cumplimiento, uno importante, no hay necesidad de ser remunerado. El pago es la satisfacción personal”.

[MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

[MARLENY CERON OLIVERA/SECTOR NAVAl DE HUATUlCO]

Evalúe este artículo

Votos Del Artículo: 3.1 / 5 (77 Votes)
 

Envíe sus comentarios

 
Comentario

Política de comentarios

* Obligatorio




1500 caracteres restantes (1500 máx.)

Button